Google+ Badge

01 septiembre, 2013

JABÓN DE CASTILLA





                                Desde hace siglos, en la gran mayoría de las zonas rurales Españolas se ha elaborado el jabón, en cada una de ellas con su pequeña aportación personal o truquillo pero la base fundamental siempre ha sido la misma.
                                 Yo soy " Gata ", es decir Madrileña por los cuatro costados y carezco de la experiencia de pertenecer a ningún pueblo por herencia paterna o materna. En mi casa nunca se ha hecho jabón, sin embargo es algo que siempre me ha llamado la atención, tal vez debido a lo simple de su elaboración y a lo excepcionalmente buenos que son los resultados una vez que lo utilizas, no sólo para lavar, también como cicatrizante, limpieza de manchas y heridas, entre otros usos.
                                   Cuando ejercía mi profesión como Enfermera, en muchas ocasiones recomendé a mis pacientes el uso de este jabón en el lavado de heridas, finalmente me propuse aprender a hacerlo y desde hace años lo hago con un resultado muy satisfactorio.
                                   En las zonas rurales se aprovechaban las grasas y restos de aceite a los que se les añadía la sosa tradicional ( Carbonato de sodio ) que era el mazacote o barrilla y el agua.

MAZACOTE : Se denominaba así a las cenizas procedentes de la combustión de varias plantas llamadas genéricamente " almarjo o barrilla ". Actualmente se utiliza la sosa caustica ( Hidrósido de sodio ) cuya obtención es sintética.         

                                   El jabón recibe este nombre por ser la Corona de Castilla un gran productor a gran escala aunque bien es verdad que no fue el único, exportaba a Europa y América. Jabonerías importantes fueron las de Andalucía y Sevilla y en Sanlúcar de Barrameda a permanecido una hasta el año 2003 en pie, año en el que fue derribada.


 RECETA : 


  • 1.5 ml de aceite de oliva virgen extra ( Utilizo, una vez colado, el que guardo de freir patatas ) 
  • 1.5 ml de agua mineral o del grifo
  • 250 cc o la cantidad equivalente a un vaso de agua de sosa caustica


                                         En una cazuela mezclamos con sumo cuidado de no quemarnos por lo que es conveniente utilizar guantes, la sosa y el agua, removemos hasta que se disuelvan. Posteriormente encendemos el fuego a temperatura media y comenzamos a añadir el aceite y removemos en el mismo sentido hasta que consigamos una consistencia densa. Ese será el momento en el que debemos echarlo en el molde elegido y pasado uno o dos días antes de que se endurezca del todo cortarlo en pastillas.Este jabón le dejo reposar en un sitio oscuro aproximadamente seis meses antes de utilizarlo para que la sosa no queme. Hay que destacar que hace poca espuma.

( receta dada en el programa " la botica de la abuela " hace algunos años )
                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario